Saludos, mis lectores.

Estamos ya en el ecuador de la semana y tengo bastantes novedades que contar, ¡así que voy a ello!

Lo primero: ayer por fin tuve mi reunión con mi ex jefe y un superior del laboratorio Roberval de física, mecánica y acústica en la UTC. Me han hecho distintas propuestas para que me quede más tiempo en Compiègne. Trabajar junto a un experto en mallado y optimización, dar clases de software de modelado a estudiantes o proponer un pequeño proyecto de un año a ver si nos lo aprueban con alguna subvención para desarrollo. La verdad, me siento halagado de haber causado buena impresión y que me ofrezcan quedarme más tiempo mientras llevo a cabo mi tesis doctoral sobre el sol y el calor en entornos urbanos. Tengo unos días para pensarlo con calma y tomar una decisión, pero por ahora mi idea es unirme al laboratorio de excelencia Sistemas de Sistemas y aprender todo lo que pueda sobre mallado, pues será útil en el siguiente paso de mi tesis, de caras a publicar el siguiente artículo en octubre o noviembre. Así que tras haber aprendido y asimilado muchos conceptos y un enfoque práctico de física, ahora me toca aprender algunos conceptos de mecánica y geometría compleja. La verdad es que la cosa se está poniendo muy interesante, pues esto va a enriquecer mi perspectiva científica y me abre muchos sitios para publicar según la temática, si juego bien las cartas.

Lo siguiente es que he pospuesto mi búsqueda de piso en Compiègne. La verdad es que estoy muy a gusto en la residencia y como tampoco recibo visitas ni salgo mucho últimamente, la verdad es que no necesito más espacio. Cuando me apetece me escapo a los bosques o parques a leer o a disfrutar el paisaje. Y algunos fines de semana hago viajes esporádicos a otro lado. Tengo previsto pasar un par de días en Alemania dentro de tres semanas, por ejemplo. Y aún tengo pendiente visitar la Toscana, Italia, pero eso no está ni en mi calendario aún, puedo hacerlo cuando me apetezca. También he sido invitado a una cumbre sobre física urbana en Quito, Ecuador. Mi jefe ha conseguido reunir un buen consejo de expertos interesados en esta filosofía y la idea sería presentar publicaciones de todo el mundo sobre la materia. Además también incluye un viaje por Galápagos, que no es menos interesante como experiencia, aunque no sea la labor que nos ocupe. Parece que sí voy a poder visitar “el otro lado del charco” este año, como tenía previsto, aunque no para trabajar en Brasil ni en Canadá por ahora. No está mal para compensar un poco el no poder haber hecho el viaje a Japón por problemas ajenos a nuestro trabajo en Compiègne.

Sobre mí, estoy bastante feliz. Tras un mes y poco de incertidumbre, parece que vuelvo a tomar un poco el control sobre todo y tras una semana de lluvia hoy hace un día espléndido. En apenas unas horas tengo reunión por Skype con mis directores de tesis para comentarles mis avances y también explicarles las ofertas que me han realizado, a ver qué opinan. Las cosas siempre podrían ir mejor, pero desde luego no puedo quejarme que digamos… además ha llegado febrero, poniendo fin al que sin duda es el peor mes del año debido a mis anteriores vidas. Sin duda este sol radiante que hoy hace resplandecer el húmedo césped que se ve desde mi despacho es también un indicador de que me he acercado a un puerto tras semanas a la deriva y tras haber atravesado duras borrascas. Nuevo trabajo, nuevos temas que estudiar, nuevos contactos y la misma ilusión y empeño de siempre por seguir adelante y ser un poco mejor cada día, no a expensas de disfrutar la vida siempre que pueda, que de eso se trata al fin y al cabo. Aún cuando hacía mal tiempo veía esperanza y positivismo a lo lejos, como un apoyo distante.

Captura

En cuanto a aficiones, sigo adelante con el podcast. Estoy contento con la calidad de los últimos programas, la gente (tanto cercana como anónima) los va comentando y por ahora el feedback es muy positivo. A ver si esta cuarta temporada mantiene la ilusión y la calidad que queremos transmitir a nuestros oyentes. Sobre videojuegos, pues estoy a un jefe final de terminar Dark Souls y sigo subiendo de nivel los artesanos en Final Fantasy XIV: Heavensward. Ya se me va pasando la fiebre de Diablo III y también he disfrutado bastante de Deserts of Kharak, sin duda lo mejor de este año por ahora, aunque tengo el punto de mira puesto en Deus Ex Mankind Divided, para el próximo verano. Ayer me instalé Rayman Origins para echarme unas risas con ese gran juego, así a ratos sueltos. Sobre series, tengo Gotham y The X-Files al día. Y sobre radio, me falta escuchar los programas de La Competència, de RAC1, porque lo que son podcasts ya los tengo todos al día. Es curioso tener tantas pocas cosas pendientes… si miro atrás recuerdo la pizarra de mi antigua habitación llena de cosas por hacer y mirar.

Y esto son todas las novedades que quería contaros. Espero que tengáis un buen febrero y disfrutéis de todas sus fiestas: San Valentín, Carnaval, etc.

Hasta nuestro próximo encuentro y, como siempre, gracias por leerme y seguirme.

¡Próximamente más y mejor!